Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
 

Tuesday, August 01, 2006

Mi comentario del martes
La nueva ecuación para Chávez

Hasta para el observador más desprevenido, no cabe duda que la desaparición de Fidel Castro de la escena política continental tendrá un impacto sensible para el futuro de las pretensiones de Chávez de convertirse en líder mundial de la izquierda revolucionaria.
Es posible que Chávez intente jugar por sí mismo un papel no sólo en la sucesión del poder en Cuba, sino en el mantenimiento mesmo de la endeble economía de la isla, pero todavía no está claro hasta donde podrá llegar o lo dejarán llegar.
“Los militares cubanos no le tienen respeto a Chávez, porque se rindió demasiado fácilmente en dos ocasiones”, sostiene Eugenio Yánez, ensayista cubano que ha escrito abundantemente sobre la sucesión. Por otro lado, el acceso del venezolano a la estructura interna del poder en la isla a través, digamos, de los delfines Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, como se especula, quedará notablemente mermada porque “ni Lage ni Perez Roque tienen tanques”, y el poder quedará reducido al entorno íntimo de Raúl Castro, asegura Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.
Previendo garantizarse un padrinazgo apropiado cuando comience la sucesión en Cuba, tanto Pérez Roque como Lage hicieron declaraciones auspiciosas en Caracas en diciembre pasado, en la que prácticamente ungían a Chávez como una pieza clave en el rompecabezas que surgirá cuando desaparezca Fidel.
“Chávez es el presidente de Cuba y de Venezuela”, dijo Lage en sus declaraciones. Pérez Roque incrementó el nivel mayestático del liderazgo chavista: Fidel y Chávez han convrtido a La Habana y Caracas en la nueva Moscú en la lucha por la justicia en el siglo XXI.
Lo que va quedando claro hasta ahora es que el papel de Chávez no pasará más allá del de sostenedor económico del régimen, con la fuerza de la abultada chequera venezolana. Un papel “crítico”, como dice el profesor Suchlicki, pero que podría dejar a Chávez en una orfandad continental extremadamente difícil de sustituir.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home